Thumbnail preview

LA PRENSA, GERMEN DE LAS GRANDES VUELTAS

4 septiembre, 2014 Seguimiento y Análisis de Medios 0 Escrito por pdenche

Prensa_VueltaSeptiembre es época de cambios. Se terminan los mejores momentos de ocio del año, el tempo se acelera, los más pequeños forran sus libros con temor… y arranca la Vuelta Ciclista. La ronda española se erige cada año como uno de los escaparates más apetecibles para las marcas, conscientes de la oportunidad de retorno económico que se les presenta. La empresa Unipublic, encargada de organizar la competición, ejerce de eslabón principal entre las compañías y el público objetivo.

Y es que ya son 35 años de matrimonio entre esta firma y la carrera ciclista más prestigiosa de nuestro país. Una sinergia que promete seguir dando frutos en los próximos años. Unipublic estuvo ojo avizor para hacerse con la Vuelta en España.
Sin embargo, esta carrera tiene parentesco en otros lugares. El Tour de Francia y el Giro de Italia hospedan en primavera y verano a los mejores ciclistas del planeta. Por las venas de estas célebres competiciones corre la misma sangre que su homónimo español. Vienen de la misma madre: la prensa.

INFORMACIONES, EL PRECURSOR EN ESPAÑA

En 1932 se puso la primera piedra al fundar el recorrido Éibar-Madrid-Éibar, denominado el Gran Premio de la República. Sin embargo, fue en 1935 cuando Clemente López Doriga y el director del diario Informaciones, Juan Pujol, dieron forma al anhelo de ambos y organizaron la primera Vuelta a España.

Teniendo en cuenta el amateurismo de este disciplina y la exigencia física, las 14 etapas que se les presentaban a los atrevidos participantes envolvían de superación cada pedalada. El belga Gustave Deloor fue el primer vencedor.
En 1945, el testigo organizador lo recogió el diario Ya. Cinco años duró esta sociedad, y tras otros cinco huérfana, en 1955, El Correo Español-El Pueblo Vasco se encargó de su gestión hasta 1979. En esa fecha, Unipublic se puso a los mandos de la Vuelta. 40 años de diferencia. De la máquina de escribir a las retransmisiones televisivas.

FRANCIA E ITALIA, LAS ALMAS MÁTER

En 1903, el periódico L’Auto fundó el Tour en Francia con el objetivo de subir el número de ejemplares. El periodista francés Géo Lefèvre fue el brillante ideólogo de una carrera ciclista por etapas, ya que vio como durante el transcurso de esta primera edición la tirada del diario se doblaba en número.

En territorio transalpino se dio el segundo paso. La Gazzetta dello Sport, inmerso en su rivalidad con el Corriere della Sera, tomó ejemplo de los franceses. Anteriormente ya habían experimentado con esta idea, creando en 1905 el Giro de Lombardía y en 1907 la Milán-San Remo. Pero fue en 1909 cuando se realizó la primera ronda por etapas que cubría todo el país: había nacido el Giro de Italia.

LA UNIVERSALIDAD DEL DEPORTE Y UNIPUBLIC

El deporte proyecta un halo distintivo. Una forma de vida que arrastra adeptos desde a.C, cuando los griegos crearon un acontecimiento tan significativo como pacificador. Eran los Juegos Olímpicos antiguos, un escenario en el que los conflictos entre las ciudades-estado se difuminaban a la vez que se transmitían a la arena. Este movimiento socio-cultural se alargó hasta que a principios del siglo XX se aunó con uno de los elementos más persuasivos, el mensaje periodístico.
Por ello, no sorprende que la conjunción de ambos despierte el interés de las empresas. Las marcas lo saben y en el caso del ciclismo, empresas organizadoras como Unipublic se presentan como el centro neurálgico del reclamo publicitario. El anzuelo perfecto para atraer a las firmas.

Su integración en Antena 3 y más tarde en A.S.O. (Amaury Sport Organisation), organizadora del Tour de Francia, da fe del interés de los grandes grupos audiovisuales en ir de la mano de una empresa líder en este sector.

FOTO: La Vuelta 2014

Escribir un mensaje

Cuánto es 4 + 7 =